Cómo las Preguntas Frecuentes Pueden Potenciar tu Estrategia Comercial

#AlainLeonWEB

Preguntas Frecuentes

Lo que encuentras en este Post:

Las personas que llegan a tu sitio web lo hacen con cualquier cantidad de dudas. Primero acerca del tema en el que tú eres experto, porque eso es justo lo que van buscando las visitas de tu web o red social, respuestas basadas en tu experiencia a un problema que les duele.

No hay otro escenario. Nadie llega a tu web de casualidad, porque pasaba por allí y le atrajo aquella imagen o aquel color. 

Y debes celebrar y agradecer por cada persona que llegue a tu web, porque al fin y al cabo esa es la razón por la que se crea un sitio web profesional, esa es la razón de la importante inversión que hiciste en él, ayudar a la mayor cantidad posible de personas con tus productos y servicios.

Puede que haya quien cree una web, y hasta pague por ella, solo para mostrar lo que le gusta o para satisfacer su ego, pero de esas tontadas no acostumbro a hablar.

Ahora bien, si ya llevas tiempo con tu web y tu negocio más o menos establecido, como me sucede a mí, quizás en algún momento hayas sentido cierto agobio al tener que “perder” tiempo respondiendo a preguntas de los visitantes de tu web o red social de forma individualizada. 

Es aquí donde entra el típico contenido de Respuestas a Preguntas Frecuentes, más conocido por sus siglas en inglés. F.A.Q. (Frequently Asked Questions) 

Esto no es más que una página de un sitio web o una sección de una página de ventas con esa precisa información, las preguntas que con mayor frecuencia hacen los usuarios de este negocio y sus respuestas.

El único objetivo de este recurso es informar. Es muy lógico que las personas tengan preguntas, dudas, inquietudes, más cuando apenas se conoce algo o alguien, así que lo más inteligente, para no tener que perder tiempo y energía respondiendo lo mismo una y otra vez. 

Y como informa, una página de Preguntas Frecuentes podríamos decir que tiene como objetivo subliminar vender, sí, pero solo de esa manera indirecta, como consecuencia de la información dada, nunca de forma evidente ni mucho menos con un Llamado a la Acción.

Viéndolo de este modo, igual es una importante herramienta de Atención al Cliente, que incluso puede vincularse con los widgets de chat en directo creados con este fin, como Zendesk, y otros.

La información es uno de los factores determinantes a la hora de generar confianza para vender. Mientras más y mejor informada esté la persona sobre tu producto o servicio, mayores probabilidades tendrás de que compre. Eso es ley de marketing y ventas.

Adelantarse es Ganar.

Eso es así en la guerra como en la paz, y también en el mundo del marketing y las ventas.

Si ya sabes por regla general las posibles dudas que tendrá tu visitante, y las objeciones que podría poner antes de comprarte, adelántate a ello y respóndelas antes de que te vaya a contactar para preguntarte o vaya a posponer la decisión de compra. Aprovecha y destruye aquí también todas las creencias limitantes que pueda tener y que no son pocas.

Incluso es muy normal que se dé el caso que ese lector encuentre preguntas que todavía ni siquiera había imaginado pero que de seguro estaban por aparecer en su mente.

¿Qué no son Preguntas Frecuentes?

Hay información que debe de estar incluida dentro del contenido de tu página y que no debe de llegar a la parte de Preguntas Frecuentes. 

En el caso de una página de venta de un producto o servicio no debe faltar, por ejemplo:

  • Beneficios
  • Características
  • El por qué surgió la idea
  • Qué problema resuelve
  • Por qué elegirte a ti
  • Qué incluye y qué no
  • Plazos de ejecución
  • Garantías
  • Formas de Pago
  • Tiempos y vías de entrega

¿Cuáles podrían ser Preguntas Frecuentes muy generales?

Las Preguntas Frecuentes debe de ser muy específicas y propias de cada producto o servicio, por lo que no hay una plantilla o patrón que nadie te pueda dar.

  • Si el producto o servicio puede servir o aplicar en determinada circunstancia muy específica.
  • Puede que confundan este producto o servicio con otros por desconocimiento.

El trabajo de elegir las Preguntas Frecuentes puede ser más fácil una vez que la página del producto o servicio comience a recibir tráfico y comiencen a llegar preguntas reales de visitantes que no estaban en la lista inicial. En ese caso habrá que analizar si pudieran ser realmente frecuentes como para incluirlas en tal página o se trata de una pregunta muy puntual de una persona que es poco probable que se vuelva a repetir.

Sin embargo, antes, para determinar cuáles serán las que iniciarán la lista de Preguntas Frecuentes, hay qu